Cansada de “el qué dirán”: Generación Z

Si naciste entre 1996 y 2012, entonces eres considerado como parte de la Generación Z. Una generación tan fuerte como frágil, tan humana como diferente. La misma que ha estado evolucionando constantemente a través de cambios drásticos en la sociedad y sucesos que han marcado un antes y después en la historia de la humanidad, como la interacción a través de las múltiples redes sociales existentes y la pandemia mundial que vivimos durante el año 2020 principalmente.

Estos sucesos nos han hecho reflexionar sobre muchas cosas. Entre ellas, lo mucho que ciertas personas acostumbran a juzgar a otros por su forma de ser y lo mucho que tenemos en común unos con otros aunque estemos distanciados. Muchos de nosotros hemos crecido en ambientes llenos de prejuicios que se llevan a cabo hasta de forma inconsciente, como el juzgar a otros automáticamente por la forma en la que se ven a simple vista o inclusive hasta hacer críticas sobre otros en forma de supuestas bromas. Es por esto que hemos desarrollado una mentalidad más abierta en cuanto a el hecho de aceptar a otros, y estamos realizando un excelente trabajo en promover el respeto, el amor propio y la aceptación sin prejuicios unos con los otros.

La respuesta al porqué de estas acciones es simple: sabemos lo que se siente ser juzgado. De no ser así, todos en algún momento hemos conocido a algún amigo o familiar, ya sea mayor o menor que nosotros el cual ha sido juzgado de alguna manera. Lo más impactante en mi opinión, y estoy segura de que todos lo hemos vivido o visto, es cuando nos cohibimos de ser nosotros mismos por miedo a qué otros pensarán de nuestra actitud, creencias y/o apariencia. Gracias a que muchos de nosotros hemos experimentado de alguna u otra forma esto, es que poco a poco nos hemos vuelto más comprensivos al reemplazar las críticas negativas con frases virales como:

“Amor es amor.”

-Generación Z

“Vivir y dejar vivir.”

-Generación Z

“Grande es aquel que brilla sin apagar la luz de los demás.”

-Generación Z

El apoyo hacia estos comportamientos por parte de nuestra generación es muy notable a través de las redes sociales. Muchos jóvenes se dedican diariamente a compartir publicaciones sobre desarrollo personal, amor propio, rutinas saludables, concientización sobre el medio ambiente, respeto y motivación. Esto ha eliminado poco a poco las costumbres con las cuales crecimos, ya sea como víctimas o testigos, sobre el juzgar o burlarse de otros por razones que nunca podrán justificar dichas acciones.

Si no conoces jóvenes de la Generación Z que compartan este tipo de ideas, entonces comienza por tí. Hagamos la diferencia uno a la vez y juntos podremos contribuir a un mundo mejor… A una generación mucho más avanzada, con un buen ejemplo a seguir. Seamos ese ejemplo, libre de prejuicios y lleno de respeto hacia los demás. Vamos a seguir demostrando que estamos cansados de el qué dirán. Vamos a restarle valor a todas las críticas negativas y comencemos a dárselo a los comentarios positivos, a las buenas vibras y a la gente linda. ¡Viva la Generación Z!

-🦋

Tagged with: