¡Los 5 MEJORES tips para ser el mejor estudiante en tus clases VIRTUALES!

¿Aún estudiando desde tu hogar? ¿Te resulta difícil acostumbrate a las clases virtuales? Bueno, si es así no te preocupes. En este artículo encontrarás 5 tips para que empieces a poner en práctica cuanto antes y puedas dar el máximo en cada clase como solías hacerlo antes. De seguro algunos te parecerán muy simples, sin embargo, los resultados pueden ser asombrosos si le das la prioridad que merecen a estos consejos y los pones en práctica constantemente. Solo me resta decir, ¡que para bien sean estos 5 maravillosos tips en tu nuevo año escolar!

#1. Distracciones:

Si eres como yo, súper distraído o distraída, probablemente sea sumamente complicado mantenerte concentrado en las clases y no sepas por dónde empezar a eliminar posibles distracciones en tu hogar. Bueno, permíteme revelarte el primer tip: eliminar distracciones en tu lugar de estudio. Si estamos en nuestra casa, probablemente existan muchos objetos que nos distraigan, como nuestro celular, la televisión, o incluso algún pariente. Por ende es de suma importancia preparar con anticipación un espacio libre de distracciones y hablar con tus familiares para que no te molesten cuando estés estudiando. Cualquier lugar de tu hogar donde te sientas cómodo (excepto tu cama, porque no queremos que te duermas y pierdas tus clases) es perfecto para preparar. ¿A qué me refiero con esto? Pues que si escogiste un lugar en tu sala por ejemplo, debes eliminar todo tipo de distracción que se encuentre cerca del lugar. Sentarte lo más lejos de la televisión posible y limpiar el espacio para que no haya ninguna posible distracción. De esta forma podrás acostumbrarte a ese lugar como uno de estudio, y con el tiempo desaparecerán las distracciones si limpias bien tu área y aplicas fuerza de voluntad para lograr todas tus metas.

#2. Haz apuntes que te motiven:

Algunas veces puede ser estresante o cansado continuar estudiando día tras día, algunas veces tendremos ánimos y otras no. Por eso, siempre que tengas ánimos para estudiar debes anotar en tu cuaderno, o hasta en tu computadora frases de tí para tí. Haz apuntes de tus metas, de lo que quieres alcanzar con tus estudios y del porqué deseas cumplir esas metas. En fin, aconséjate y date mucho amor con tus apuntes cada vez que te sientas animado. Nunca sabes cuándo pueda ser un día difícil y necesites motivación para seguir. Pero, ¿que motivación más inspiradora que la tuya? Solo tú conoces las razones por las cuales deseas realizar tus sueños, tú más que nadie. Así que el mejor consejo anótalo en alguna esquina, cuando hagas apuntes para algún examen o al principio de tu cuaderno. Créeme, lo he hecho y cada vez que no me siento bien o motivada a estudiar, leo mis apuntes y me ayudan muchísimo a seguir. Un pequeño detalle puede hacer una gran diferencia y una oración de tí para tí que te motive, te puede alegrar el día y hasta salvar de un examen para el cual ni siquiera tenías ánimos de estudiar.

#3. Relaciónate con personas que tengan la misma visión que tú:

Con esto no me refiero a que no le hables más a tus amigos si es que no les gusta estudiar, por supuesto que no. Sin embargo, tener un ejemplo a seguir como amigo puede ser muy útil. Aunque las clases sean virtuales, procura hablarle a tus compañeros y relaciónate también con esos que les importan los estudios igual que a tí. ¿Cómo se que te importan tus estudios? Fácil, estás leyendo esto. Ahora bien, ¿alguna vez haz escuchado la frase, “dime con quién andas y te diré quién eres”? Bueno, tiene mucho de cierto. Y es que aunque no sea tan fácil de admitir, tu círculo de amigos más cercanos en la escuela son una de tus influencias más grandes. Pues comparten ideas, costumbres, secretos, acciones y mucho tiempo juntos (aunque en las clases virtuales no sea el caso, pero sigue siendo cierto). Al compartir tanto con esas personas, poco a poco nos vamos acostumbrando a ellas e imitando su comportamiento o algunos de ellos. Es simple, si tus amigos van a reunirse para estudiar,¿irías con tal de estar con ellos? Probablemente sí; a estudiar. Lo mismo si se reúnen para otra cosa. O en este caso, a través de nuestras pantallas. ¿A caso a tus amigos les importan tus notas? ¿Hablan de sus clases? ¿Te motivan? Si es así, vas por un excelente camino a ser un gran estudiante. Pues tus amigos son un apoyo para tí, no una distracción. Si tus amigos no son de este tipo, no tienes que dejar de relacionarte con ellos, pero trata de conocer gente que tenga tu misma visión, que le importe lo que a tí y verás que te sentirás más motivado a seguir. Y respecto a tus viejos amigos, saca tiempo para ellos y comparte, pero que no sean tu influencia más directa ni una distracción, eso es todo. ¡Inténtalo!

#4. Planifica y participa:

Planificar y administrar tu tiempo es primordial para ser un buen estudiante, anota los horarios de tus clases y planifica tu día. Acostumbrate a hacerlo. Aunque al principio se te haga un poco difícil cumplir con lo planificado al cien porciento, con el tiempo te acostumbrarás a organizar tu día y realizar las tareas que programaste para tí. ¡No hay satisfacción más grande que cumplir con uno mismo! Una vez le cojas amor a cumplirte a ti mismo haciendo aquello que tenías programado para tu día, no podrás dejar de hacerlo.

Bien, una vez ya tengas tu día planeado, tus horarios de clase apuntados y todo listo, ¡por favor, no olvides participar en clase! Que participar sea parte de tu plan diario, si eres tímido, procura al menos esforzarte en participar en una clase diaria. Al ser clases virtuales, muchos estudiantes optan por apagar sus cámaras y micrófonos, no dejes de interactuar con tu maestro en clases solo porque los demás no lo hacen. ¡Al contrario! Aprovecha la oportunidad para destacarte en clases y que el maestro sepa que le prestas atención. Pregunta, aporta, dialoga. Esa conducta te puede servir más de lo que crees, pues si en algún momento obtienes una mala nota por alguna razón, pero atendiste a la clase probablemente el maestro quiera ayudarte pues sabe que te interesan sus clases y eres un buen estudiante. ¡Funciona!

#5. Establece tus prioridades:

A cada hora, cada minuto y cada segundo que no encuentres como pararte de la cama, dejar de jugar Play Station o hablar con tus amigos para ir a estudiar, hazte estas dos preguntas: ¿Qué es más importante?, ¿En qué me beneficia? Se objetivo con tus decisiones, y pon siempre tus estudios primero, pues de eso dependerá tu vida entera. La cama no se irá, el Play Station tampoco y tus amigos, si verdaderamente les importas, te desearán lo mejor y entenderán. Pero tus notas si se pueden arruinar, y si tenías buenas puntuaciones antes, por un trabajo o examen que no hagas estarás desperdiciando todo el esfuerzo que hiciste anteriormente. Así que no permitas que eso pase, establece tus prioridades y enfócate en ti mismo y en tu futuro, pues de ti y únicamente de tí depende, así que mantente enfocado y por el excelente camino que vas.

¡Te veré en la cima; éxito!

-🦋

Tagged with: